3/2/14

3- DAR NUEVA VIDA A UNA CAJONERA FEA

Hola! Hola!
Os tenía tan abandonados que ni me acordaba que tenia un blog de reciclaje, manualidades y DIY! jajajaja

Bueno, a ver si le podemos dar un poco de vidilla al tema!

Pues este verano, iba a tirar una cajonera fea que tengo desde hace años, con los cajones desencajados, manchada, rallada y además, fea, fea con ganas. Pero (porqué todo tiene un pero) antes de tirarla me pregunté si le podía dar una nueva oportunidad, y claro, apelando a mi, extremadamente sensible, sentido artrítico artístico, pues se la dí.

(La susodicha. Cómo pueden ver es más fea que pegarle a un padre...)
Y aquí tienen, la misma después de haber pasado por mis manitas...
 Me fui al todoacien del barrio y compré tres rollos de papel de regalo de las navidades anteriores que me costaron 60ctms cada uno y otro rollo de plástico transparente tipo celofán a 75ctms.

 (1,55€ de material made in china. Máxima calidad y moderno diseño "as usual")

Armado con estos rollos, tijeras, cuter, pincel, rodillo pequeño de espuma y un pequeño bol, procedí a tunear la cojonera en cuestión.


Ah, no! Nononono! Que primero hice la parte de bricolaje!

1- Tiradores.

Lo primero, a medida que quité los cajones, les fui quitando los tiradores y los guardé por si en un futuro los necesito para otra cosa.

2- Refuerzo, I.
 Con cola blanca y clavos, re-ensamblé los cajones que del uso se habían soltado. Pegué con cola la base a los laterales y fondo y puse unos clavitos para asegurar que no se soltarían los cajones por debajo.

3- Refuerzo II.
Con unas pletinas en ángulo reforcé las esquinas traseras de la cajonera y con cola blanca aseguré los tacos de madera que estaban descoyuntándose. También añadí unos tacos de goma (reciclados de otro mueble que tiré ya hace tiempo) a la parte inferior de la cajonera para que esta no resbalase y darle una superficie más estable.

4- Limpieza.
Con alcohol, procedí a limpiar todas las superficies de la cajonera y cajones. Usé alcohol porqué al querer pegar papel encima de la cajonera, si lo hubiera limpiado con productos para limpiar muebles que llevan ceras y aceites seguramente la cola no hubiera agarrado bien. Además, el alcohol limpia mejor (y es más barato!)...

5- Corte.
Bueno, ahora si. Extendí los papeles encima de la base de corte y con el cuter y las tijeras, fui cortando trozos de diferente tamaño, desde trocitos de 2x2cm hasta cachos de 15x25cm. Con un buen puñado de estos trozos, procedí a pegarlos.

6- Pegado.
Para pegar los papeles, probé con diferentes técnicas, pero la que me dio mejores resultados fue esta:
diluí cola blanca en agua, a más o menos el 40%agua 60%cola en un bol y con un rodillo de espuma impregnado (sin pasarme) con esta mezcla y otro poco de cola blanca tirada en la superficie a pegar, pinté la superficie a pintar.

7- Pegado II.
  
 
 
Con la superficie impregnada, empecé a colocar el papel, en unos sitios, coloqué papelitos uno al lado del otro, cómo con collage. En otros, un papel grande con trozos por encima para "romper" las pautas de su diseño. Esto, en los laterales lo hice al máximo, con un sólo trozo para tapar toda la superficie y pequeños trozos de los otros diseños de papel por encima. Y en el frontal de los cajones, dejé bastantes espacios en blanco para conseguir un efecto más liviano y menos recargado (barroco ok, Rococó ko).
Especial cuidado tuve que tener en las esquinas para pegar el papel, con una pequeña espátula de plástico y un pincel fui repasando las esquinas para dejarlas bien pegadas.

8- Asegurado.
Con mucho cuidado una vez pegados todos los papeles, con el rodillo limpio y con cola, fui "pintando" toda las superficies para conseguir, igual a cómo se hace al pegar los carteles en la calle (mi pasado activista sale al rescate siempre que es necesario!),  una capa homogénea de cola que pega y protege el papel pegado.

9-Tiradores.
 Las cuentas de colores
 La caja de botones para reciclar (Abuela's Know How)
 Preparando los cordeles
 Una vez pasado el cordel, vamos a insertar las cuentas
 ¿A que es mono?
 Aprovechando el botón, asegurar el cordel es fácil.
 Una vez hecho el nudo, con un mechero quemamos el sobrante del cordel para que no se deshilache.
Una vez secas las superficies, con un destornillador muy finito agujereé el papel por los agujeros antiguos de los tiradores. Con cordel sintético que tenía por casa, unas cuentas de colores compradas en Tiger por 1 € y que curiosamente eran de tonos parecidos a los de los papeles usados), y un puñado de botones sacados de camisas viejas, fuí haciendo los tiradores nuevos.
Para ello, primero pasé un trozo de cordel por un botón y lo aseguré con un nudo básico. Pasé este cordel por el agujero del tirador, dejando el botón en el interior del cajón. Y por la otra parte, pasé un puñado de cuentas escogidas al azar hasta alcanzar el otro agujero para el tirador dejando un pequeño espacio para agarrar bien el tirador. Pasé el cordel y por dentro até otro botón bien fuerte y pegado al cajon para que las cuentas no bailasen demasiado.

10- Superficie.

Una vez acabado todo lo otro, en la parte superior de la cajonera, puse el plástico transparente pegado con grapas de pistola.

Y así... Voilá!

+

De tener una cajonera cutre y fea, ahora tengo una cajonera resistente y bonita  Y todo esto por el módico precio de 2,55€! (cola y grapas aparte, pero vaya, no creo que toda la cola junta y las grapaso pasasen de 20 o 30 ctms.)

Hale!

Saludos muchos!
S'ha produït un error en aquest gadget